Aquella lluviosa tarde

Una ciudad casi vacía debido a la lluvia, una tarde de pizza y chocolate, un intento fallido de ser amigo de un amor pasado. El dolor inmenso de estar físicamente cerca de alguien pero tan lejos emocionalmente. Eso es este poema, la impotencia de no poder tomar del brazo a tu amada y girarla para decirle ¡No te vayas!

Al final, seis años después y la vida misma terminaron curando todo, los amores si se pueden volver amistades; y los dolores, grandes recuerdos.

Aquella lluviosa tarde

Aquella lluviosa tarde temí perderte para siempre,
temí no volver a escuchar a tu boca decirme te amo,
temí no ser más el hombre perfecto para ti,
temí no volver a tomarte de la cintura, besarte y decirte al oído cuánto me importas
.

Fue aquella lluviosa tarde bajo tu paraguas que temí que la vida me arrebatara tu compañía, tus carcajadas extrañas y sonrisas sinceras; la mezcla de ternura, gracia e inmadurez de la que me enamoré bajo el marco de una lejana puerta escolar.

Aquella lluviosa tarde fue, en la que me despedí con el corazón agitado, gritándome y exigiéndome que no te dejara ir, te aprisionara del brazo y te besara hasta que ya no fuera una lluviosa tarde.

Julio César

Creative Commons License
Aquella lluviosa tarde by Julio César Juárez Xochitemol is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International License.
Permissions beyond the scope of this license may be available at https://julioypoesia.com/contact/.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s