La biblioteca

La nostalgia es fuerte, es comida para la imaginación. Es el recorrido mental de una biblioteca empolvada, de un faro cortándote la pierna con las piedras afiladas de su orilla, es un perrito con patas chuecas persiguiéndote en una casa que ya tiene otro dueño; es el miedo de tener la cabeza sumergida por la mano de tu padre en la costa veracruzana. Es el sudor de dos manos entrelazadas atravesando un mar de baches de una ciudad cualquiera en un país cualquiera. La nostalgia es motivo suficiente para escribir, para recordar.

¿Y escribir? Para ser feliz…

La biblioteca

Símbolos ilegibles bajo nuestras plumas, un par de suspiros causados por ecuaciones inentendibles.

Un beso bajo tu oreja, cerca de la comisura de tus labios, en el pliegue central del costado derecho de tu cuello.

Entrelazando mis manos alrededor de tu abdomen, el aroma característico de tu piel, las anclas sobre tu sudadera.

Un par de cuadernos sobre la mesa y las miradas de nuestros fans alrededor,
yo recibiendo de recompensa un apretón en el brazo, tu aliento y su vahar sobre mi cuello.

Un te quiero.
Un beso.

Ingenuos, felices, fingiendo regresar a la lectura.

Julio César

Creative Commons License
La biblioteca by Julio César Juárez Xochitemol is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International License.
Permissions beyond the scope of this license may be available at https://julioypoesia.com/contact/.

Cartas varadas I

Soy un aficionado a la poesía; a leerla, pero mucho más a intentar producirla. Sin embargo lo que más he escrito a lo largo de mi vida han sido cartas de amor, muchas de ellas descansan en mis recuerdos, otras definitivamente olvidadas y con suerte, unas pocas arrugadas en alguna caja vieja debajo de una cama.

Y así como guardo una colección de poemas que nunca pude hacer llegar, también guardo cartas de amor y disculpa que tristemente no logré entregar. La mayoría porque me encontraba en tiempo o espacio distinto de aquellas chicas a las que debieron pertenecer y otras por simple falta de valor e iniciativa. Finalmente me daré la oportunidad de publicarlas como una serie dentro de este incipiente blog, y de alguna manera decirle a mi yo del pasado:

¡Por fin las entregamos!

Cartas varadas I

Todo empezó con el equilibrio de nuestras columnas, atracadas, sujetadas la una con la otra.

Los ojos gigantes de nuestra amiga en común, con la indirecta directa a mi mente ¡Serás de ella!

Luego los libros, pasillos llenos de ellos, conglomerado de personas rodeándonos, con un amante lejano tan cerca de ti. Pero al fin y al cabo, solos tú y yo.

Comida chatarra, cerveza casi hirviendo, una película de pretexto; luces apagadas, una amiga menos, un metro de distancia, y de pronto todo cambió. La iniciativa de tus palabras me inmovilizó y el sí era imparable. Nuestros labios ansiosos por estar juntos finalmente, juntos por primera vez.

Comenzaba la cuenta pendiente, diez mil besos menos uno.

Te quiero.

Julio César

Creative Commons License
Cartas varadas I by Julio César Juárez Xochitemol is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International License.
Permissions beyond the scope of this license may be available at https://julioypoesia.com/contact/.